Gabrielle Buvat: “Tenemos que estar siempre en movimiento”

  FotorCreated (1)

En un encuentro muy particular mientras visitábamos la Ciudad Capital, pudimos conocer una gran historia motivadora en el hotel donde nos hospedábamos. Llama la atención ver las ganas de luchar de una persona a pesar de vivir con condiciones especiales, este es el relato de Gabrielle Buvat, un adolescente de 15 años que ha corrido casi 100 carreras padeciendo diplejía espástica.

   Casi todos los que sufren de esa patología requieren de una silla de ruedas, pero el caso de Gabo –como lo llaman cariñosamente- es atípico. Gracias a sus ganas de superarse y al apoyo de su familia, para él, el caminar y hacer deportes se ha convertido en un proyecto de vida.

   La diplejía espástica es un tipo de parálisis cerebral infantil, ocurre en el crecimiento cuando los huesos aumentan su tamaño, pero los tendones o músculos siguen cortos. Altera la postura y la marcha porque está reducida la movilidad de las piernas, y afecta a la precisión manual por estar disminuida la motricidad fina de las extremidades superiores.

   Mientras Gabo vaya creciendo va ocurriendo este proceso, por ello, en su lucha con la condición ha entrado 17 veces a quirófano, además de hacer ejercicios diarios que han hecho que el avance se vea reflejado en su tamaño, en los últimos seis meses ha crecido 15,16 cm sanamente, siendo un gran logro para su patología. Hoy en día tiene tonicidad muscular y fuerza.

imagen gabo (1)

Su proyecto de vida

   “Hay que luchar, hay que batallar, no hay que quedarse tranquilo, tenemos que estar siempre en movimiento para crecer”, expresa Gabo.

   Contrastando la diplejia espástica, Gabrielle y su papá, Williams Buvat, se han dedicado a entrenar para participar en distintas carreras alrededor de Venezuela.

Screenshot_2016-01-12-18-15-11

  Para ellos no existen las limitaciones, no dejan de soñar, lo más importante es intentarlo.  El 2015 lograron cerrarlo con 93 corridas

      “Para yo hacer esto mi familia es muy importante, sin ellos no lograrían las carreras, ni el proyecto, no sé qué sería de mí sin mi familia”, expresó Gabrielle.

   Su padre ha sido la piedra de apoyo para su vida, es increíble contemplar el amor que existe entre ambos, son un ejemplo de unión, y a pesar de no ser fácil, han logrado marcar la diferencia y ser un punto referencial de motivación para lograr los propósitos de vida.

   “Hay fines de semana que tenemos tres carreras y la gente nos dice locos, no somos locos, si la distancia es de 10KM yo hablo con la organización para hacer solo 3KM o 5KM y entienden, lo importante es no dejar de soñar, es intentarlo. Siempre respiro, doy gracias a Dios y vamos al día siguiente”, concluyó el admirable padre de Gabrielle.

Screenshot_2016-01-12-20-02-29

Portada

  • En Boga TV

    DESCARGA GRATIS

    Guía Para aprender a hacer un sururú