¡Lo que no sabías del cáncer de mama!

  1. Nuevo medicamento.La Administración de Alimentos y Medicinas(FDA, por sus siglas en inglés) aprobó un medicamento para tratar al cáncer de mama en una fase inicial antes de la cirugía; es recomendado para las pacientes que tienen un alto riesgo de metástasis.
  2. Una mejor localización. Investigadores del Instituto Nacional de Cancerología detallan que en México existe un método más exacto para detectar los tumores malignos de cáncer de mama, llamado PET o PEM. Consiste en inyectar una glucosa de fácil absorción para la célula maligna.
  3. Café vs cáncer de mama. Una investigación realizada por la Universidad de Lund, en Suecia, sugiere que beber café puede prevenir el cáncer de mama.
  4. Diabetes aumenta riesgo de la neoplasia.Un estudio del Departamento de Cirugía en el Centro Médico de la Universidad Erasmus de Rotterdam, en Holanda, detalla que los pacientes con este tipo de enfermedad tienen un 23% mayor riesgo de padecer la neoplasia.
  5. Una investigación de la Universidad de Minnesota detalla que el ejercicio cambia la forma en cómo el cuerpo maneja el estrógeno, el cual es uno de los detonadores del cáncer de mama.
  6. Turno de trabajo. Un estudio de la Universidad de la Reina en Kingston, Ontario, en Canadá, sugiere que al trabajar en las noches durante 30 años se duplica el riesgo de desarrollar cáncer de mama.
  7. Densidad mamaria. Científicos de la Universidad de California,en San Francisco, explican que las mujeres que tienen tejido mamario denso tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de seno.
  8. Mamografía digital. Ya existe una versión 3D de este estudio, el cual puede detectar la neoplasia invasiva a través de imágenes más detalladas.
  9. Menor caída del cabello. La FDA aprobó el uso de una gorra de silicón que enfría el cuero cabelludo de los pacientes, durante las quimioterapias; esto con el objetivo de que las pacientes con cáncer de seno conserven la mayor parte de su cabello.

No olvides realizar una autoexploración para detectar cualquier abultamiento o anormalidad en tus senos, así como acudir con un médico una vez al año para una revisión más profunda.

Fuente: Bienestar.salud.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *