Dania Díaz: “No es solo magia, es conectar con las emociones”

Muchas veces desconocemos que detrás de un gran mago existe un recorrido gigante lleno de ensayos, errores e historias donde en algún momento pensaron en desistir de este fantástico estilo de vida. La ilusionista venezolana, Dania Díaz, es una de las que a pesar de todos los obstáculos, decidió apostar por la magia y convertirla en su profesión.

Desde el Teatro OFF Latina de Madrid, donde se presenta los fines de semana con su show ‘Abracadania’, tuvimos el honor de conocer un poco más de su trayectoria, su paso por Got Talent y cómo logró tener tanto éxito con la magia a nivel internacional.

EBM- ¿Cómo llega la magia a la vida de Dania?

DD- Cuando tenía dos años vi a un mago en la televisión y quedé súper fascinada, allí empecé a jugar a que era maga, hacía mis trucos, pedía muchos kits de magia y luego ya cuando entré en la adolescencia sabía hacer un par de trucos muy básicos, pero nunca fue algo que yo me planteara ciegamente. Comencé a estudiar Turismo en la universidad, -soy Licenciada en Turismo-, y allí me interesé mucho por la parte de entretenimiento en eventos. Junto con unas amigas inicié una pequeña empresa de animación y hacíamos muchas actividades recreativas. Un día en una de las fiestas estaba un mago, era el único de la ciudad, yo soy de Punto Fijo, estado Falcón, y ahí lo vi y me revivió todo.

A él le gustó mucho nuestro trabajo y estaba buscando una asistente, por supuesto me postulé y empezamos a trabajar juntos. Así me fui desenvolviendo y me convertí en parte de su show, era ya un personaje que intervenía, saboteaba el espectáculo, era una bruja. Allí me empecé a soltar.

Por mi cuenta comencé a investigar sobre la magia, a preguntar y poco a poco fui consiguiendo herramientas para ir aprendiendo sobre este mundo. El mago me enseñó un par de trucos con las cartas y llegó un punto donde hacía mucha magia en la universidad y con mis amigos, desde allí me empezaron a contratar para hacer shows. En realidad no me sentía preparada, sin embargo, fui desarrollando esa confianza en mí y muchas personas a mi alrededor me daban ánimos.

Cuando eres pequeño te envuelves en tu burbuja de juegos y para mí la magia era eso, encerrarme en mi mundo donde todo era posible. De niña era una ficción, pero ya de grande era como una carrera, una profesión. Cuando conocí a ese mago se abrió otro mundo de posibilidades y la magia continuó siendo eso, una manera de yo olvidarme de todo y centrarme en entretener y hacer cosas impresionantes o imposibles.

Fotografía: Génesis Rojas @genesisrojs

Magia en la vida real

El mundo del ilusionismo es algo que siempre le apasionó a Dania, pero lo dejó a un lado durante un tiempo porque nunca se imaginó que se podía vivir de la magia. La mayoría de las magas tienen a algún allegado que es mago, lo ven, lo viven, pero ella nunca lo había visto y pensaba que solo era una afición, que era algo que le tocaba a personas muy específicas, tampoco había mujeres magas, no lograba centrarse en eso porque no estaba motivada.

DD- Cuando me gradué de la universidad renuncié a ser asistente y empecé a emprender mi camino, mi carrera como maga. Comencé con shows de niños como la ‘Maga Dania’ y luego empecé a hacer presentaciones para locales y restaurantes. En el 2010 competí en un Congreso de Magos en Venezuela para darme a conocer y a pesar de que no gané, me dieron un reconocimiento por ser la única mujer en participar. Eso fue muy motivador para mí.

Dos años después decido volver a participar y concursar con otra rutina pero no de mesa, sino de cartas en escenario y de esa rutina gané un primer lugar y obtuve una beca para ir a un Latinoamericano de Magia en Chile. Fui en el 2013, competí en mi categoría que era de escenario y gané. A raíz de esa exposición que tuve en ese congreso, me empezaron a salir contratos para festivales en distintos países, es allí donde yo descubro una nueva meta, poder viajar con la magia para darme a conocer en Latinoamérica. Fui a México, República Dominicana, Guatemala, Panamá, Colombia, Ecuador, Nicaragua, fueron muchos países los que recorrí.

Yo decidí mudarme de Venezuela, estuve primero viviendo en Colombia y luego en Panamá, hice muy buenos amigos, hice familia, pero llegó un punto donde me sentía estancada de nuevo, no encontraba la motivación, no había mucho movimiento de la magia. Muchas veces pensé en buscarme otro trabajo más común, aunque me dolía en el alma porque no me veía haciendo otra cosa, me visualizaba en algo más y me veía infeliz, pero afortunadamente tenía gente a mí alrededor que me ayudaba a salir adelante y a no desistir.

Hubo momentos en Panamá donde me tocó hacer magia en autobuses, en plazas y en eso entregaba currículum en varios sitios. Entregué en un hotel donde me contrataron junto a un amigo y me fue tan bien que valoré mucho más mi trabajo, mi esfuerzo, mi profesión y me di cuenta de que sí tenía que seguir en esto, tenía que encontrar a mi público y a la gente que valorara lo que hacía. Luego me llamaron para trabajar en un restaurante, sin embargo, pedí que me permitieran hacer magia, aceptaron y me fue muy bien, la gente empezaba a pedir magia, a conectar.

Fotografía: Génesis Rojas @genesisrojs

Luego decidí venir a España a competir en un Congreso Nacional de Magia en el que gané un premio, me regresé a Panamá y luego me llaman de España para ofrecerme un contrato para un festival en marzo de 2017. Allí es cuando digo “Dania esta es tu oportunidad, te tienes que ir y no volver”, lo hice con miedo, pero con muchas ganas de ver lo que tenía este país para mí. En un principio no conocía a mucha gente, pero empecé a moverme, entregar tarjetas, caminar, hacerle magia a todo el mundo y bueno, a veces das con las personas correctas. Yo vivía en Murcia y de repente me llaman de un canal de televisión para entrevistarme, les gustó lo que hice y me ofrecieron un espacio en un programa de verano para hacer magia en una playa y acepté. Hice durante todo el verano un programa de televisión y ya ahí vi el cara a cara con el público español, la gente fue muy receptiva.

Luego de que hice ese programa me llaman de Got Talent y ahí fue donde me planteé la idea de ir.

EBM- ¿Te imaginaste que se haría tan viral tu participación?

DD- ¡Qué! No, Para nada.

EBM- ¿Cómo armaste tu presentación para la audición?

DD- Yo no tenía ni idea de lo que iba a hacer, yo tengo mi repertorio de siempre que digamos que es magia clásica con cartas, pero yo quería hacer algo distinto, al principio pensé en hacer algo con una tablet, algo con tecnología, pero dije “esto no me identifica, no es lo que yo soy´. Y pensé en qué podía hacer que fuese mi carta de presentación y al mismo tiempo que dijera quién soy, que hablara un poco sobre mí.

Siempre quise montar ese formato con cartas, pero no sabía qué contar. Hasta que pensé en hablar de mí, de mi historia, algo de Venezuela, mis hermanos, mi papá, mi mamá. Comencé a armarlo y a escribir en la noche hasta que dije “LO TENGO”. Todo surgió tan fluido que sabía que eso era lo que tenía que mostrar. Lo terminé todo en una madrugada, le envié un video a mi hermano con el prototipo y me dijo: “está buenísimo, esto lo tienes que dejar para la final”, pero yo decía: “¿y si no llego a la final?”. Yo quería ir con todo desde el principio y fue la mejor decisión porque a partir de la audición fue que explotó todo y no me lo esperaba para nada, pero lo que sí quería era intentar conectar porque cuando cuentas algo muy personal en este tipo de programas, no sabes si la gente lo va a creer o no y yo intenté llegar lo más tranquila posible. Fue algo muy MÁGICO.

Archivo: @daniadiaz1

En el primer casting que es sin cámaras logré quedar seleccionada para grabar el siguiente. Aunque solo le había mostrado la presentación a mi hermano y le había gustado, no sabía cómo iba a reaccionar alguien ajeno a mí, pero ese primer día tuve un buen presentimiento porque estaba solo con los productores, directores y veía en sus caras que a todos les iba gustando mi presentación, y en el segundo casting que hice también sin cámaras, vi que mientras lo estaba haciendo, la chica que tenía al frente hacía un gesto de que tenía la piel erizada y ahí me emocioné muchísimo, tenía un presentimiento muy bonito.

Llegó el día de la audición grabada con el jurado, vine sola desde Murcia a Madrid y cuando tocaba mi momento fue muy emotivo, las manos me temblaban, estaba muy nerviosa. Yo esperaba conectar de alguna manera, pero nunca me imaginé que mucha gente hasta lloraría. Ver a todos de pie aplaudiendo, que un jurado tan estricto me diera el pase de oro, fue muchísimo. Yo nunca había tocado esa fibra, fue la primera vez que hablaba de algo tan personal, de donde vengo, y es algo de lo que me siento súper orgullosa por haberlo hecho.

Allí descubrí  la conexión, lo cercano que somos todos y que estamos pasando por lo mismo, todos queremos ese momento, lo deseo para todo el mundo. Ese momento de “VALIÓ LA PENA, todos los autobuses, dormir en el suelo, todo”.

Luego tuve que esperar seis meses para entrar al programa y me mudé a Madrid, vine al teatro OFF Latina a hacer magia,  me contratan, conozco a mi novio y decidí quedarme en esta ciudad.

Fotografía: Génesis Rojas @genesisrojs

El mayor reto para Dania cuando no es maga

DD- No desistir, no decaer, en ocasiones digo que me quiero ir, quiero mi casa, aunque ya me siento más arraigada acá en España. En Panamá fue donde sentí más ganas de volver, quería un apoyo familiar, de amigos, no lo tenía y fue muy duro, pero aquí cuando todo va bien pienso en que todo esto funciona y puedo ayudar a mi familia, así me motivo.

Ahora la magia para Dania ha trascendido. Sus contrataciones van desde festivales internacionales, empresas y hasta bodas donde cuenta la historia de los novios. Definitivamente logró conectar las emociones a través del ilusionismo, haciendo de su hobbie, su estilo de vida, su profesión. Algo que jamás imaginó fue vivir de la magia, pero lo logró cuando decidió entregarlo todo por hacer únicamente lo que le apasiona para vivir feliz y la consecuencia ha sido una carrera exitosa, reconocimientos internacionales y muchas sonrisas de miles de personas que asisten a sus presentaciones.

A través de su cuenta en Instagram: @daniadiaz1, pueden conocer más de esta talentosa maga y sus alucinantes presentaciones.

¡Gracias Dania!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *