Con guachicones y sin aretes

      Anoche en el backstage del último show de la dama de la moda, Carolina Herrera, se despidió con un desfile muy emotivo. Mientras estuve en el evento recordé las palabras de una entrevista que hice en el 2016, “Todos ven lo de afuera, pero no saben lo que nos pasa por dentro”,  hago la analogía con esta eventualidad porque en esta oportunidad pude vivir parte de lo que ocurre detrás de todo eso que vemos afuera. Así que creo que a veces nos dejamos llevar por las apariencias, juzgando, criticando o comentado y realmente no sabemos qué ocurre dentro de cada individuo, no sabemos cuánto cuesta alcanzar las metas, pensemos de adentro hacia afuera y no de afuera  hacia  dentro.

   Esto lo llevo en mi vida y quiero compartirlo con ustedes porque en este 2018 he decidido controlar mis emociones porque cuando actuamos por emoción,  muchas veces nos hacemos mucho daño y lo que es peor, le hacemos daño a los demás.

Creo que la palabra de Dios lo dice muy claro: “Engañoso es el corazón del hombre”, Jeremías 17:9. Porque así somos cuando actuamos por emociones, ya sean buenas o malas, también dice: “Amarás a tu prójimo” tal vez lo que decir no es una sugerencia, sino una elección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *