Con Guachicones y sin aretes

Todos queremos libertad, queremos que se nos hagan respetar nuestros derechos, “LIBERTAD”, quizá en lo tangente la hemos olvidado, somos insensibles ante tanta maldad. Resulta que ver cómo se matan los unos con los otros es ahora normal.

¿Será que preferimos vivir con indiferencia y en conformismo?
Cada vez nos duele más y es por eso que ahora más que nunca tenemos que seguir, y seguir donde quiera que estés.

La incertidumbre comunicacional arropa a cada uno de los venezolanos, los que dirigen el país manipulan los medios como les da la gana, todo esto conlleva a un quebranto histórico en el periodismo.

Como saben, vivo en New York desde casi dos años, cuando vine la situación de mi país quizá no era como hoy, aquí casi a diario me hacen preguntas como: ¿Qué pasa en Venezuela?, ¿Por qué protesta la gente? ¿Te viniste por una mejor calidad de vida?

No puedo negar que se me arruga el corazón, pero quiero que sepan que nunca perderé la oportunidad de hablar de las maravillas que tenemos en nuestro país y que solo Dios sabe hasta cuando viviremos momentos tan difíciles.

En Venezuela se vive una represión a los derechos y una agonía de todos los poderes legislativos, la gente protesta porque quiere libertad, porque no tienen para comer o porque simplemente quieren vivir y sin temor.

Estoy convencida de que el sol saldrá de nuevo, y solo el que no pierda la fe podrá disfrutar la victoria.

¡Con Guachicones y sin aretes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *