Beneficios de hacer Spinning bajo el agua

El spinning es una práctica novedosa, muy original, que comenzó practicándose en una bicicleta sobre una superficie de tierra pero con el correr de los años fue transferido a las piscinas; para ahondar más detalladamente en su esencia decimos que fue creado por el profesor norteamericano Johnny G. Goldberg. El spinning era pensado como una manera rápida y conveniente de entrenar; es un sistema aeróbico que consiste en trabajar fuerza, velocidad y resistencia, todo esto al ritmo de la música y montado en una bicicleta, pero de agua.

También debemos agregar que las bicicletas que se utilizan en este deporte no son las convencionales, en ellas podemos mover el asiento hacia delante, atrás, levantarlo, deslizar el manubrio, agregar peso, etc. Las características principales del spinnig acuático se basan en el buen entrenamiento de la musculatura de los miembros inferiores, es decir, las piernas, protegiendo al mismo tiempo las articulaciones para evitar posibles lesiones.

Para ahuyentar ciertos prejuicios aseguramos que el spinning puede ser realizado por cualquier tipo de individuo, no es necesario que se esté entrenado para ello debido a que el entrenamiento se gradúa para cada bañista con el previo aviso del entrenador. El spinning es una modalidad moderna en cuanto al trabajo corporal se refiere, sólo necesitamos de un bañador cómodo y una bicicleta; este ejercicio completo e intenso es ideal para tonificar los músculos, eliminar grasa y mejorar la circulación sanguínea. Muchos conocen esta actividad con el nombre de “bicicleta fija” pero es mucho más que eso porque al practicarla bajo el agua se logra conseguir una mayor fuerza y resistencia; se establece una diferencia muy particular entre las bicicletas fijas comunes y el spinning acuático.

Estas bicicletas a diferencia de las que estamos acostumbrado a manejar, poseen un cambio fijo, un manubrio de carrera y pedales con clips. Cuando pedaleamos en el agua tenemos la sensación de estar haciéndolo en un terreno con desniveles ya que podemos graduar la carga de resistencia; otra diferencia radica que, mientras se pedales, el instructor nos guía sobre los movimientos necesario que debemos realizar. Por ejemplo, si decide cambiar la ruta, nos dirá que debemos subir la carga para emular un terreno ascendente, o bajar la carga imitando un descenso.

El programa de spinning acuático se divide en varias categorías llamadas zonas de energía, éstas poseen movimientos específicos y un ritmo propio: recuperación, resistencia, intervalo, fuerza y competencia; la idea de esta disciplina es combinar las categorías para obtener el máximo beneficio posible de cada uno de los movimientos. La pregunta de casi el 100% de las mujeres que ejercen el spinning se relaciona con el peso; señalamos que este deporte ayuda a adelgazar; en 40 minutos de pedaleo, respiración, visualización y demás acciones se queman al menos 500 calorías; además se consigue una notable mejora en las piernas, los glúteos, el estómago, los brazos y las caderas. En pocas palabras, el spinning acuático acondiciona integralmente el cuerpo, la quema de calorías de los aeróbicos y el efecto modelador de las máquinas y pesas, son los mismos que so obtienen pero practicando un solo deporte.

Para quienes la idea los ha seducido, aconsejamos empezar con dos clases a la semana e ir aumentando la frecuencia gradualmente, esto es vital si se tiene mucho tiempo de actividad; también debemos mantenernos hidratados durante la clase, por lo que se recomienda llevar una botella de agua o bebida energética. La idea de esta práctica es cansarse, la gracia es que se trabaje tanto aeróbica como anaeróbicamente; es decir: fuerza y resistencia; las clases duran aproximadamente 45 minutos o una hora, siempre arriba de la bicicleta. El spinning acuático nos otorga un mejor estado cardiovascular y respiratorio, ayuda a quemar las calorías reduciendo el peso, fortalece el sistema musculoesquelético, reduce el latido del corazón en reposo y disminuye los niveles de estrés y ansiedad; lo característico de esta disciplina es que el peso no se carga sobre las caderas, los ejercicios son sencillos de efectuar y no corremos riesgos de lesiones. El spinning en las piscinas es hoy una práctica habitual realizada tanto por hombre como mujeres; antes de poner nuestro cuerpo al servicio de la bicicleta debemos elegir un buen instructor que adapte el programa de acuerdo a nuestras necesidades.

Fuente: Poolbike.com Punta Canaimages

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *